sábado, 31 de julio de 2010

John W. Cook: Lo engordaban sus ideas... (introducción)

Jonh William Cooke, el primer exponente de un peronismo de izquierda.


Estimados amigos, la foto nos anuncia: hablaremos de Jonh William Cooke. Detrás de ese bigote fundido en la impronta tanguera de mitad del siglo XX, una mirada penetrante y una seriedad casi inmutable, existia un peronista apasionado, rebelde y combativo.

La idea de estas entregas es meternos a en el pensamiento y la vida de un peronista por conviccion, por estudio y por conciencia, un revolucionario: Jonh William Cooke.

Dividiremos las presentaciones en tres entregas. En la primera de ella analizaremos su vida, haremos una pequeña recorrida por su biografia, su relación con el movimiento peronista y Perón durante el exilio, la profundizacion de su pensamiento, su acercamiento a la revolucion cubana. Veremos tambien su creencia en la lucha por la revolución de la mano de una realidad latinoamericana desenfrenada y vertiginosa, y por sobre todo, intentaremos hacer incapié en las profundas convicciones que tuvo siempre, incluso en su lecho de muerte.

Luego sí, en las siguientes dos entregas pretenderemos analizar ya si su pensamiento, como proponemos siempre, hacer el esfuerzo extra de pensar a traves de las palabras del que lo ha pensado. Veremos lo que Cooke creía era la realidad lationamericana que lo rodeaba, la dialectica de la lucha de clases y la forma que tomaba en la Argentina y el rol del peronismo en ello, la situacion semicolonial de America Latina, la salida revolucionaria y tan ansiada "lucha por la liberacion nacional".

Dejaremos entonces para mas adelante el grueso de la cuestión (en sentido literal); y solo para calmar la ansias una presentación, de la mano de una historia llena de mistica:


fragmentos de...
Nunca vi un hombre mas vivo que este, Jose Pablo Feimann.

(prólogo al libro Jonh William Cooke: Peronismo Revolucionario, Fragmento de La astucia de la razón)


"(...)Y así entré en la casa de los mecánicos. Así entré en la casa de la calle 27 de Abril. Allí, en esa casa, estaba René Rufino Salamanca. Y con él, qué duda podía caber, estaba John William Cooke. Allí, entonces, estaba la Historia. Entré.

Los compañeros habían traído vino de damajuana y empanadas. Cooke comía y hablaba a la vez. Y las dos cosas, abundantemente. Pasaba con él eso que pasa con los gordos: se los ve más gordos cuando comen. Pero la gordura de Cooke no era la de cualquier gordo. Era la de Cooke. Quiero decir: simbolizaba todo cuanto había en él de exuberante, de desmesurado. Lo engordaban sus ideas, sus convicciones incontenibles, sus pasiones. Ahora, un hilo de aceite denso, amarillento, se deslizaba desde sus labios hasta perderse entre su barba. Entonces, recuerdo, pensé: nunca he visto a un hombre más vivo que éste.

Y no era casual: Cooke tenía una vasta historia a sus espaldas. Había sido diputado bajo el gobierno de Perón, había sido interventor del Partido Justicialista en el tórrido mes de junio de 1955, cuando el gobierno peronista era desplazado por la reacción oligárquica, había sido representante de Perón durante los primeros años del exilio del general, había tramado el pacto Perón-Frondizi, había estado en Cuba, con Fidel, había sido amigo del Che, y ahora estaba aquí, en la calle 27 de Abril, en la casa de los mecánicos, y hablaba con René Rufino Salamanca, y comía empanadas, y se bebía ese vino oscuro de damajuana, y exudaba vida.

(...)Y entonces Salamanca, como si anunciara la más meditada de sus frases, el más hondo de sus cuestionamientos, "Mirá, Gordo", dijo Salamanca, "el problema es éste: los obreros son peronistas, pero el peronismo no es obrero". Luego de los cual, es decir, una vez oída esta frase, Cooke se llevó a los labios el abundoso vaso de vino que Salamanca le había servido y se lo bebió hasta más allá de la mitad. El silencio, según suele decirse, podía cortarse de un tajo, Cooke apoyó con fuerza el vaso de vino sobre la amplia mesa y le echó una mirada rápida al flaco Marimón, como si dijera: "¿Durante cuanto tiempo te pensaste esa frase, pibe?". Y por fin dijo, mirándolo a Salamanca dijo: "Si el peronismo fuera obrero como los obreros son peronistas, la revolución la haríamos mañana mismo".

(...)Cooke se tomó un buen trago, apoyó otra vez el vaso sobre la amplia mesa, miró fijamente a Salamanca y dijo: "No sé si he sido claro, compañero". Salamanca se adueñó de la damajuana y se sirvió vino. No bebió, pero lanzó una risa inesperada y sonora. Súbitamente aliviados, todo reímos con él. ¿No era acaso maravilloso oírle a Cooke "Me cago en Perón"? ¿Hasta dónde llegaría la osadía teórica de ese hombre excepcional? Porque nadie dejó de entenderlo: "Me cago en Perón" no era un insulto. Era una afirmación teórica.(...)"

Un abrazo grande!
Matias
JUNTA PERMANENTE
Engordados de Ideas...

11 comentarios:

  1. "Me cago en Perón" no era un insulto. Era una afirmación teórica.(...)" gracias , el blog promete!!

    ResponderEliminar
  2. "La oligarquía se inventa un enemigo comunista para aplastarnos a nosotros, que somos el enemigo real"

    Era hora que nos pusieramos bien, bien a la izquierda!!!! Brindo por eso, con vino de damajuana.

    Felicitaciones compañero....

    Vale Campolongo

    ResponderEliminar
  3. Una persona con gran capacidad y espíritu de lucha. Aunque, desde mi humilde opinión equivocado en algunos planteos que se tocaran más adelante.
    Muy buen post, Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
  4. Gordo y peronista, me hubiera llevado de pelos con él.

    Excelente la entrega.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen post compañeros! Espero los siguientes ya que John William Cooke es una figura que me apasiona y que le agradezco a Dios haberla conocido en momentos en que comenzaba a estudiar la teoria marxista al mismo tiempo que me re contra calentaba con la corporación mediática y los piquetes de los sojeros. Fue el momento en que intentaba buscar una concretización nacional a esas ideas y ansias revolucionarias de todo joven que empieza a estudiar en la universidad y que reniega del capitalismo explotador. En John William Cooke y en el peronismo encontre eso que buscaba. Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. La reflección es un calco del dilema como peronistas, particularmente creo que siempre el peronismo fue, es y sera revolucionario,mas alla de la discucion filosófica del rol de perón como fundador y lider, ni hablar de la inmortal Evita, que sintetiza lo de sera revolucionario o no sera nada. Cook interpreto como ninguno el rol revolucionario del peronismo.

    ResponderEliminar
  7. Comentarios en facebook sobre el post.3 de agosto de 2010, 21:16

    Ana Maria Mazzitelli El 02 de agosto a las 9:31

    Muy buen material, tengo un libro de la UBA en el cual figuran algunos textos del inolvidable JWCooke, un incunable para mi pese a su precaria encuadernación. Quisiera tener tiempo para volcarlo a lo digital y compartirlo con todos. Gracias y tratare de hacer devolución compas!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Comentarios en facebook sobre el post.3 de agosto de 2010, 21:18

    Indio Argentino El 02 de agosto a las 1:50

    gracias Kumpas!!!
    Patria o muerte!!!!
    Salud!!

    -----------------------------------------
    Nelida R Calderon El 01 de agosto a las 22:47

    CHE COMPA GRACIAS!!! SIEMPRE ME INTERESO LA VIDA DEL COMPAÑERO CAMARADA COOKE , LES AGRADEZCO ESTA OPORTUNIDAD!! UN ABRAZO REVOLUCIONARIO!!!

    -----------------------------------------
    Marina Tomey El 01 de agosto a las 23:33

    GRACIAS..DIFUNDO..

    ResponderEliminar
  9. Comentarios en facebook sobre el post.3 de agosto de 2010, 21:24

    Elisabet A Jorge El 02 de agosto a las 11:43

    Buenísimo, gracias y lo difundiré

    --------------------------------------------
    Juan Jaime Cesio El 02 de agosto a las 16:40

    Interesantísimo.
    Gracias Junta.

    ResponderEliminar
  10. muy buena narración en tiempo y espacio la ubicación, bien peronista el hombre aguante el che!!!!!! por su lucha y VIVA PERON!!!!!

    ResponderEliminar
  11. el gordo tendria que estar vivo para asistir al fracaso de la revolucion cubana.viva la libertad.
    ?como es? patria o muerte o muerte a la patria

    ResponderEliminar

Esperamos sus opiniones...