domingo, 12 de julio de 2009

Fligh 956 (Ya no la esperaba)


.
.
.
19:00 Hs, Invierno, hace frío, como es de esperarse es de noche, y no por detalle menor es Domingo... el día del Señor. Me dispongo para sacar la mufa provocada por una noche de excesos y el contraste del provenir de un futuro día de responsabilidades adultas; escuchar un poco de música y quizá hablar con alguna otra ciber persona en el chat... Al pasar unos minutos, en el momento preciso que mi Winamp producía el silencio propio del final de un tema y principio de otro, se me habré la ventanita de Fede_la25rnr diciendo: "Léete esto... Me estoy yendo, Besos!". Sin nada de sorpresas, a veces Fede hace estas cosas, me llega este cuento... Su Autor Vustos Domek 

....


Ya no la esperaba, era el más perdido de los casos, la más intrascendente de las historias mal contadas... Tampoco negaré alguna vez haber suspirado en su nombre, ni rendirme ante el paraíso turquesa de sus ojos infinitos, pero para alguien como yo, tan perfecto para equivocarse, tan equívoco para perfeccionarse, la segunda oportunidad es más lejana que la luna.
Fue casual, sin premeditarlo: "Otra chance y con un comienzo de ensueño, mágico por lo inesperado" - pensará algún empedernido soñador...
O bien: "Que culo, no tenía nada para hacer esa noche" - será la visión más realista de aquellos que copulan con hembras y les llaman un remis.
Sea como fuese, no sin torpeza, inclusive sin convicción, procedí a invitarla a pasar algunas horas de su sábado conmigo, con mi mejor cara de pelotudo a cuestas esperando lo de siempre, un liso y llano "Ni en pedo", o, con la mejor de las suertes, el clásico "ya arreglé con mis amigas, pero lo dejamos para otro finde" que nunca, pero nunca, llegará a ser el que viene.
Cuán enorme sería mi sorpresa, como puso primera el corazón y empezó a golpear contra todo órgano cercano cuando las comisuras de sus labios (Hermosos, por cierto) se replegaron para largar una respuesta atemporal en mi memoria futura: "Dale, vamos".
Y claro, no puede ser menos que divertido para el que este leyendo esto ahora, pero en el momento... ¿Viste cuando imaginás una situación así y lo primero que pensas es en volver para atrás, hacerte el duro, veré si puedo, te aviso más tarde?. ¡Olvidate! Me invadió una sonrisa que cerró mis ojos por la elevación animal de los pómulos y así, sin más, quedamos en vernos esa noche.
El destino y el puto calefón hicieron que me bañase con agua helada. Para variar, llegué bastante más tarde del horario estipulado de antemano.
Estaba majestuosa al subir a mi auto, sonriente y dispuesta a divertirse. Empezamos a charlar cuando la General Paz se convirtió en un autopista al cielo.¡Que risa tan sonora, carente de preocupaciones, pura, espontánea!
Nuestro diálogo no admitía baches, parecíamos dos infantes ansiosos por decir algo importante, dos fiscales estudiando al acusado que en realidad es inocente y no se contradice.
Al llegar, todos mis sentidos estaban a sus órdenes y brindando a su salud, con champagne medio pelo que, a su lado, era néctar dulce, el mismísimo vino que tomó Jesús en su última cena. Nos contamos andanzas sexuales, proyectos a futuro y hasta hablamos de los besos que alguna vez compartieron nuestros labios.
Estuvimos en un café concert, que se vistió de gala para la ocasión... parecía que los actores se esforzaban más que nunca para verla sonreír. En cada intervalo estaba más hermosa, cuando caía suavemente sobre su cara un manto de luz sepia.
Como siempre sucede en estos casos, cursilería al fin pero realidad indiscutible, junto a ella el tiempo volaba. Yo sentía que las horas nunca me alcanzarían para tantas ganas de mirarla y admirarla ¿Cómo no imaginarla desnuda, con la respiración entrecortada, reponiéndose del orgasmo mejor, volviendo a la Tierra para hacerlo una vez más? ¿Como inmunizarse ante lo fantasioso de la estúpida realidad? ¿Cómo carajo olvidarse que tiene novio, que en menos de 30 días cruzaría todo un Océano para volver a sus brazos y la reputísima madre que los remil parió?
Pero no, tranquilo, paremos la pelota, recobremos la compostura, volvamos...
Decía que no me alcanzaban las horas, bla bla... Al final de la agradable velada, ya no era otra cosa que una musa vestida, quizá con algo de ángel políglota y otro poco de líbido volando.
Llego el momento que esperaba nunca llegue, la vuelta a su morada, la tristeza de saber que muy difícilmente vuelva a tenerla sentada a mi lado... La está llamando ese país con su prometido, además de sus certezas primer mundistas; mientras que yo, acá... maldigo a esa torre inclinada de mierda ¡¡¡Monumento, obra de arte, es el que se sube a un avión aquí en mi país el 29 de Octubre y volará rumbo a sus tierras!!! También y por que no, le regalo un puteadita a La Gioconda, que no saben si sonríe ¿Quieren saber de sonrisas, hijos de puta? Espérenla, pronto estará en su maldito aeropuerto. ¿Así que el Milan, el Inter, no? Tanos de mierda, ella es de Racing, como yo y canta, y alienta, y es feliz en el cemento del Cilindro!!
Pero se va, si, y como habrás notado ya perdí toda compostura; solo espero verla una última vez para decirle que la quiero, que la voy a extrañar, ya que con ella acá nomás, en Villa Pueyrredón, las ganas de volver a escuchar su voz me desbordan.
He pensado mil maneras para terminar otra historia de un fracaso (una más y van...) pero no logro darle un final con puertas abiertas.
Será que se cerraron cuando atiné a repetir esos ya tan lejanos besos y obviamente, me negó de buena gana. Será que me llené cuando al dejarla, y aún después de un NO mayúsculo, le regalé la sonrisa mas sincera de mi vida. Ahí supe que no la matará distancia ni tiempo en mi alma, que se proyectará en mis retinas un millón de veces más con sus ojos de mesías, que oiré su risa escandalosa silenciando la turbina del avión y una lágrima brotará de mi ojo izquierdo, mientras el derecho estará viéndola feliz, sentadita a mi lado en el café, como noche de inolvidable primavera.
Se sentará con el mayor de los aplomos pensando en todo aquello que quedó atrás (¿Para que soñar con me incluya, no?) con un dejo de nostalgia, pero al recordar que su futuro ya se alegra de saberla en camino, esbozará una ínfima sonrisa y cometerá el gran pecado de cerrar sus ojos con luz propia, para entregarse por completo a ese pequeño sueño que comienza a robarle la conciencia...

Vustos Domek

...

Termino de leer, con ese sentimiento unico de cuando uno termina un cuento, mezcla entre querer leer mas y feliz por haber leido algo... Sorprendido levanto la cabeza y escucho que mi winamp cambia, produce este silencio tan caracteristico, y empieza otro tema, Vuelo Nueve Cinco Seis - Carlos Solari.



Fligh 956 - Indio

Parece que en el final
no me saldré con la mía, mi amor
(dbería chequear mi contestador...)

Flight 956... te voy a extrañar
(tu belleza es como un resplandor!)

Estoy tan cansado
que no tengo fuerzas para discutir
Es tan triste esta vez... que no puedo hablar.

Flight 956... el tiempo dirá
yo sé que vos vas a regresar!

Disculpá mis actos de hampón
Siempre hay quilombito en un cielo de dos
y nunca hay terreno sagrado, amor
Es tan difícil no ser injusto con vos...
Cuando escapás en tu Flight 956, intento reír
Dios no está en los detalles de hoy!

Será un melodrama vulgar?
Pasados dos meses nos consolarán?
Llorarás con un ojo
y con el otro te reirás.

Flight 956... voy a extrañar
(tu belleza es como un resplandor!)

...

2 comentarios:

  1. Primero que nada muchas muchas muchas gracias a fede que paso esto , y bueno amigo mati , la verdad q arrancar mi lunes con este cuento ... me parte al medio y a la vez me pone muy contento porque describe perfectamente cosas que pasan a veces y que nunk le podemos explicar al que no le paso.
    veamos que pasa no?
    jajaa
    pd: hay que promocionar la encuesta..
    un abrazo y que arranquen bien la semana.
    fdo: Ruper.........>JP
    pd2:mejor que no me caguen mas con vientos de agua porque no quiero esperar tanto para ver el final ! ... estan avisados
    ajaa
    nos re vemos :P

    ResponderEliminar
  2. FELIZ DIA REVOLUCION... FELIZ DIA....

    ResponderEliminar

Esperamos sus opiniones...