domingo, 29 de agosto de 2010

Papel Prensa y El Papel de La Prensa

Hola amigos, en esta entrega dominical veremos como los diarios han tratado la noticia que genero que la presidenta Cristina Fernandez de Kirchner lleve a la Poder Judicial la causa de Papel Prensa SA.


Pagina/12




LA DICTADURA Y LOS GRAIVER


Por Irina Hauser


El dictamen de 1988 de Ricardo Molinas, por entonces fiscal de Investigaciones Administrativas, ilumina la decisión de la Junta Militar de obligar al Grupo Graiver a transferir sus empresas. Las declaraciones al fiscal de Isidoro Graiver y Lidia Papaleo.

“La Junta lo decidió”


La Fiscalía de Investigaciones Administrativas encontró que la Junta Militar tomó la decisión de sacarles la papelera a los Graiver por la fuerza. “Esto surge también de todas las declaraciones informativas o testimoniales reunidas –determinó Molinas– y no sólo de declaraciones de los integrantes del Grupo.”



“Como surge de lo expuesto, al conocerse la muerte de David Graiver (el 9 de octubre de 1976) y la quiebra del grupo, las máximas autoridades nacionales del momento tomaron la determinación de liquidar el grupo; para ello decidieron obligar a los herederos a transferir las empresas. En nuestro caso, la Junta de Comandantes decidió que el Grupo Graiver debía transferir el paquete accionario clase A de Papel Prensa S.A. Esto surge claramente, no sólo de las dichos de los integrantes del Grupo Graiver, sino de todas las declaraciones informativas o testimoniales reunidas.” La cita textual es de hace veintidós años y forma parte del dictamen que firmó el entonces fiscal de Investigaciones Administrativas Ricardo Molinas cuando concluyó el expediente que ya entonces había puesto la lupa sobre la transferencia de acciones de los Graiver en Papel Prensa a Clarín, La Nación y La Razón. La investigación, iniciada en 1984, daba por hecho que la venta se hizo en un contexto de sucesivas presiones, que se montaban a la situación de ahogo financiero del grupo, y también que fue previa a los secuestros de varios de sus integrantes para evitar que la empresa terminara en poder de la Comisión Nacional de Reparación Patrimonial (Conarepa), que se quedaba con los bienes de los detenidos.

 
------------------------------------------------------------------------------
 
 
 
 
Escalada oficial contra empresas y libertad de prensa


29/08/10



La escalada oficial contra empresas y contra la libertad de prensa ha generado una entendible preocupación en el empresariado, que se manifestó en la ausencia de empresarios relevantes en el montaje realizado contra Papel Prensa y en el reiterado reclamo de seguridad jurídica.



En las instancias preliminares al acto oficial sobre Papel Prensa, el Gobierno realizó intensas gestiones y presiones sobre empresarios y organizaciones empresarias para que concurrieran al mismo. En ese trámite estuvo presente, como no podía ser de otra forma, la prepotencia y la amenaza velada. Sin embargo, el Gobierno no logró sus propósitos y debió realizar su presentación con un magro acompañamiento empresarial. La respuesta empresaria se explica por una sumatoria de factores que se acumulan desde hace años. Desde el inicio de su mandato, el ex presidente Néstor Kirchner y sus funcionarios desplegaron un estilo confrontativo y agresivo con las empresas. Pero, en el actual Gobierno, y a pesar de las promesas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de convertir a la Argentina en “un país normal” y de mejorar “la calidad de la democracia”, la política de agresión se profundizó.


 
 
-----------------------------------------------------------------------------
 
 
 
 

Una derrota en todos los frentes

Joaquín Morales Solá

Pocas veces, como en los últimos días, un gobierno sufrió una derrota sin necesitarla. Pocas veces, también, la primera figura del Estado se entreveró con tanta pompa en una historia trucada que se reveló mentirosa inmediatamente después. Pocas veces, un gobierno hizo tanto, en tan poco tiempo, para quebrar su frente interno y para unificar a sus opositores. Pocas veces, el matrimonio gobernante necesitó una sola decisión para recoger muchas y pésimas reacciones en los principales países del mundo. Nunca antes el kirchnerismo había cosechado tanta nada en sus reclamos de adhesión a los líderes del empresariado argentino.




¿Qué significa todo eso sino la descripción de una derrota? ¿Por qué los Kirchner necesitaban una invención sobre Papel Prensa? ¿Por qué, en fin, decidieron descerrajar la peor amenaza que recibió la prensa argentina desde el restablecimiento democrático, hace casi tres décadas? Todas esas preguntas pueden responderse, quizá, con una sola pregunta: ¿qué se podía esperar de una operación comandada por líderes políticos que profesan el odio y practicada por Guillermo Moreno, viejo arquitecto de otras derrotas oficialistas, como la guerra contra el campo y la destrucción del Indec?

 
---------------------------------------------------------------

Hasta acá fué esta sección, solo quiero que ustedes lean esta editorial de Mariano Grondona, lo demás es trabajo suyo.





Mariano Grondona
 
¨Toda guerra tiene dos rostros. Uno de ellos es la guerra en sí misma, que unos ganan y otros pierden. El otro es el relato de la guerra. Habitualmente, el relato de la guerra ha quedado en manos de los vencedores. Si leemos, por ejemplo, las proezas de los griegos en las Guerras Médicas, cuando rechazaron las invasiones persas, tomamos con cierta precaución el dato de que los ejércitos de Atenas y Esparta contaban apenas con algunos miles de combatientes mientras los persas sumaban un millón porque la versión de las Guerras Médicas que llegó a nosotros es sólo el relato de los vencedores. Por eso llama la atención que, pese a que el Ejército venció a los Montoneros en la guerra civil de los años setenta, su relato haya quedado en manos de los vencidos y no de los vencedores.




El relato de la guerra de los años setenta atravesó, en verdad, dos versiones. En una primera versión, que llegó hasta 1983, el Ejército quiso imponer la interpretación según la cual había derrotado al terrorismo montonero en defensa de la civilización occidental. Pero a partir de 1983 esta versión que llamaríamos antisetentista empezó a ser reemplazada por otra versión setentista según la cual los vencedores de los setenta habían sido sin excepciones inhumanos, represores, en tanto que sus vencidos, jóvenes idealistas, eran víctimas de la sistemática violación de sus derechos humanos.



¿Cómo fue posible esta paradoja de que los vencidos hayan impuesto su relato a los vencedores, en contradicción con lo que ha sido habitual en la historia? Por una transformación interna de los Montoneros gracias a la cual, después de haber perdido la guerra cruenta que habían desatado al comenzar los años setenta, pudieron ganar la guerra incruenta que acompañó al desenvolvimiento de la democracia, y esto hasta un punto tal que hoy los militares han pasado de ser de los victimarios que fueron en los años setenta a ser las víctimas de la violación de sus propios derechos humanos, ya que de los mil militares que hoy pueblan las cárceles, más de ochocientos están presos sin proceso ni sentencia, lo cual los convierte, técnicamente, en presos políticos.



El autor intelectual de esta notable paradoja fue el pensador italiano Antonio Gramsci, quien en los años veinte, cuando el dictador Mussolini lo tenía en prisión, desarrolló la hipótesis de que el comunismo no vencería mediante la lucha de clases de origen obrero sino mediante la seducción de los intelectuales, los artistas y los periodistas, todos ellos de clase media, en el curso de una lucha ya no "física" sino "cultural". Fue con la ayuda de esta doctrina que los Montoneros y sus aliados dieron vuelta el relato de los años setenta. ¨

--------------------------------------------------------------------
 
Mis queridos golpistas, estaremos acá hasta que ustedes no esten más ahí.
Un saludito
 
 
Rodrigo Cabrera - Junta Permanente

4 comentarios:

  1. Coincido absolutamente con el enfoque de Grondona, la "Historia la escriben los vencedores", y es cierto, y vos Mariano, no te diste cuenta de algo: Ustedes PERDIERON; todos ustedes, civiles y militares, que pensaron un país para pocos ricos y muchos esclavos, los que se sintieron vencedores en los 90, y que el pueblo los derrotó categoricamente a partir del 2001. Es una mentira Mariano, ustedes robaron, violaron, asesinaron, pero JAMAS GANARON:

    ResponderEliminar
  2. Nosotros sí éramos jóvenes e idealistas, Mariano Grondona y vos no fuiste nunca ninguna de esas dos cosas, tambor de lata. "Ellos nacen ancianos, y van enniñeciendo..."

    ResponderEliminar
  3. Solo denos una excusa!

    ResponderEliminar
  4. Joaquín Morales Solá y Mariano Grondona no se esfuercen más, hace rato que sabemos que son cómplices y defienden únicamente sus intereses. No pueden esconder más que son cadáveres, sus pestilentes emanaciones los delatan cada vez más.

    ResponderEliminar

Esperamos sus opiniones...