jueves, 7 de abril de 2011

Productores de sentido

 Por la naturaleza misma del trabajo en los medios de comunicación, el trabajador al producir 'la noticia' también produce sentido, 'fabrica realidad'. Esto rompe con el paradigma tradicional del trabajador capitalista y agrega una nueva variable al tradicional conflicto sindical.


En estos días hemos presenciado discusiones alrededor de una problemática concreta, pero no por ello, menos simple: el bloqueo de los trabajadores gráficos a la planta de impresión del diario clarín.

A partir de este hecho, llovieron interpretaciones sobre la si es o no correcta la estrategia tomada por los trabajadores. Aburridos de ello, este post no voy a intentar hacer un juicio de valor (si el bloque estuvo bien o no, intentaremos ir más allá) sino tomar por un camino paralelo, para poder pensar el conflicto en su conjunto, en su generalidad, en su complejidad.

A modo de introducción, hablaremos de la naturaleza del trabajo tradicional en la sociedades capitalistas.

En el capitalismo los trabajadores venden su fuerza de trabajo por un salario, que remunera el costo de su reposición (el llamado valor de uso) que no es mas que lo que cuesta que el trabajador este, en la jornada siguiente, en las mismas condiciones (alimentado, descansado, etc). Hasta aquí todo parece justo, nadie tiene por que quejarse, el empresario cumplió, pago los sueldos a tiempo, vivimos en el mejor de los mundos posibles. El empresario diría "Pibe te di laburo, agradece, la calle esta muy dura, andate a tu casa, sin quejarte... fin de nuestro asunto ... todo bien, todo legal", pero no, las cosas no funcionan así... La justicia divina es del reino de los cielos solamente, y por ahora vivimos en la vida terrenal donde (otra mala noticia) nos gobiernan las relaciones de mercado y el capital. Lo que sucede es que el trabajador en su jornada de trabajo produce un excedente o un plus-valor, y dada la naturaleza privada del proceso de producción, el 'nuevo valor' que ese trabajador crea es apropiado por nuestro amigo "todo bien, todo legal" capitalista.

De este modo, en las interpretaciones tradicionales se concibe al la lucha sindical como una disputa (en distintos grados de radicalización) por ese excedente económico que crea el proceso de trabajo al ejecutarse.

Ahora bien, estas son las reglas del juego, las reglas del capital. Todo sindicalismo que se precie, diremos, debe estar allí, en el "furgor de la batalla" peleando por una porción mayor de ese excedente que produce y donde por solamente las reglas del mercado, el trabajador no ve ni un mango.

En la creación de una noticia (una nota en un diario, en la televisión, etc) se produce un bien material, una mercancía que se vende, pero además se produce sentido, una enunciación. "Tal o cual aspecto de la realidad es de tal o cual forma". La noticia misma es una segmentación de la realidad, una ordenación de la misma.


Y poco a poco vamos llegando a nuestro punto, ¿Que sucede cuando el trabajador además de producir mercancías, produce realidad, es un trabajador productor de sentidos?¿Cómo debe organizarse la pelea sindical entonces?

En la concepción tradicional el capitalista es el dueño de los medios de producción y por ende del excedente que estos crean en el proceso de trabajo, pero en el trabajo comunicacional ¿Quién es el dueño "del sentido" que los trabajadores producen?

La segmentación que los medios, las enunciaciones ¿son por naturaleza una extensión del capital? ¿Es correcto llamar a esto sus lineas editoriales? ¿Los trabajadores no tienen derecho de reclamar la participación en la creación del 'sentido' dentro de los medios que trabajan?

Y es así que el hecho de discutir organización sindical en un medio de comunicación es también discutir la producción de sentido, de sentido común, de realidad, es discutir la producción de subjetividades.

Todas estas cosas hacen a la pelea mas compleja, de un lado y del otro, porque los intereses que están en juego son mucho mas importantes: en ultima instancia podemos pensar que se pelea por la realidad misma. Ocupar la escena en estos lugares es entonces, ocupar la realidad, hacerse cargo de ella y transformarla.

Entonces, a pelear se ha dicho, que la realidad siempre fue nuestra...

Saludos,
elmellinico

1 comentario:

  1. Nico, la verdad es genial tu post. Hacés una lectura muy original del problema.
    Me sorprendío lo de asimilar la noción del sentido al valor. Ahora desconfió un poco de hasta donde se pueden extender esos términos analíticos, pensando que el sentido no se puede cuantificar y como dividirlo ¿como plantear una "participación" en el sentido por parte de los trabajadores? Las ganancias se pueden reducir el capitalista salir ganando, pero buena parte de la idea de imponer un discurso como discurso hegemónico es acallar a los otros discursos.
    De cualquier forma eso no invalida el pensar el conflicto sindical como una expresión de la lucha por la hegemonía entre discursos y actores sociales antagónicos.

    ResponderEliminar

Esperamos sus opiniones...