domingo, 28 de febrero de 2010

Dicen que dicen que vieron pasar a Farabundo Martí...

El FMLN fue una de las guerrilas populares mas grandes de los 60´s y los 70´s. Tomo de este gran luchador su nombre para llevarlo como bandera para dar batalla por las reivindicaciones populares.

En la entrega pasada, nos quedamos en el germen, el comienzo del surgimiento de la figura de Farabundo Martí como lider internacionalista y referente politico centroamericano, en esta entrega continuaremos con su historia y su leyenda.

Ya era Noviembre de 1926  cuando se creo la liga anti-imperialista. Su apoyo a la intervención militar estadounidense en Nicaragua fue una de las acciones mas recordadas. Para esos años de intervención norteamericana en el vecino país, es cuando el líder Augusto Cesar Sandino desembarca en Nicaragua para organizar desde las montañas con una estrategia de guerra de guerrillas la liberación de su patria. Sandino va camino a convertirse en combatiente mítico, y Farabundo luego del histórico encuentro con el líder nicaragüense, iba a ser el responsable de las relaciones internacionales de su organización. Su labor hace que Farabundo se convierta en el hombre de confianza de Sandino. A consecuencia de la actividad que desarrolla conoce a muchas personalidades de la política centroamericana.

El distanciamiento entre Sandino y Martí se produce por razones ideológicas, para Sandino la revolución solo tenia sentido para la defensa de la libertad de su pueblo, Martí con una formación Marxista-Leninista, creía a la revolución como un mecanismo de emancipación de los demás países latinoamericanos.

Los años venideros Farabundo Martí lo va a encontrar entre la cárcel y el exilio. Para el año 1929, con las bases de lucha del FRTS se funda el PC salvadoreño, como una etapa más del avance de las clases populares en la lucha por sus derechos. Al tiempo que la conflictividad social aumentaba, Martí era encarcelado y exiliado en reiteradas oportunidades, pero sin lugar a dudas él era en la práctica el jefe del Estado Mayor Clandestino cuya misión era organizar la lucha armada contra el régimen que gobernaba El salvador para el año 1931.

Revolución y Leyenda...
El objetivo era organizar la revolución, y Martí se hizo cargo de esa tarea y como no podía ser de otra forma se aboco de lleno en ella. La idea consistía en atacar sorpresivamente alas tropas del gobierno, pero como muchas veces ocurre, alguien se infiltro y delato los planes. El gobierno dispuso un enérgico ataque, casi ningún soldado rebelde quedo vivo, y a partir de entonces todo cambio. Martí con dos compañeros más fue apresado.

El gobierno aprovecho el temor de las grandes oligarquías y elites terratenientes, concertó el poder político y militar en sus manos y desato el terror. El ejército invadió las calles, dispararon a cualquiera que se les cruzara en las calles, violaron y robaron como si fuese tierra arrasada, las cárceles se colmaron de presos y las torturas parecían la diversión preferida de los uniformados.

Martí fue sometido a la maquina del terror, pero sin embargo todos los interrogatorios y torturas no lograron quebrar su voluntad ni su espíritu rebelde.

El gobierno decidió organizar un juicio contra los tres detenidos. Fueron condenados a muerte. El 1° de febrero de 1932 los guardias sacaron a los tres detenidos de un sucio calabozo, ante un sacerdote se negaron a confesarse y ya frente al paredón exigieron que no se le vendaran los ojos. Pero ellos no eran los únicos muertos, las cifras de esa masacre varían entre 10 mil y 30 mil personas, lo que demuestra el desprecio por la vida y la magnitud brutal del régimen.
Sin embargo, sus compañeros del PC salvadoreño continuaron su lucha contra el régimen. La lucha por esos ideales en abril del 70 tomo un nuevo impulso cuando nacieron las Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Martí, bajo ella bandera se encontraron agrupaciones de izquierda que conformaron una de las guerrillas más importantes del continente.

Mas Allá de los avatares y de las cuestiones políticas posteriores, la figura de Farabundo Martí se asemeja a la de otros tantos luchadores de America Latina que iniciaron un proceso de toma de conciencia y de lucha que, finalmente estalló en las décadas del 60 y 70 "los jovenes". Su vida, segada a edad temprana, representa un fiel testimonio de sus convicciones revolucionarias y de su lucha por la liberación en union, de los pueblos centroamericanos.

Para despedirnos, les dejo una hermosa cancion en homenaje a este gran luchador.




Esperamos sus comentarios, Saludos compañeros.
elmellinco.

5 comentarios:

  1. Una vez más la piel se me pone de gallina leyendo el blog y da gusto q asi sea...
    Es muy bueno ir conociendo el pensamiento latinoamericano y su formacion, y ademas muy necesario si lo q esperamos es ganar nuestra interminable "guerra".
    desde ya muchas gracias compañero por el aporte y a meterle pata q esto no puede quedarse en el camino :D
    Ruper - Junta Permanente

    ResponderEliminar
  2. IMPECABLE.
    No puedo decir mas...
    El otro Marti, queria morir de cara al sol, este lo logro.

    Un abrazo.

    Matias
    Junta Permanente

    ResponderEliminar
  3. Excelente compañeros!

    Vamos barriendo la ignorancia de nuestra historia latinoamericana....

    pregunto: a todos les esta dando ganas de tomar las armas? ajajajaj

    ResponderEliminar
  4. ajjaajaj... Se pero no levantemos la voz, hagamosla de boludos... un beso.

    ResponderEliminar
  5. El pelado

    Muy bueno amigo, esta pregunta es para el gordo a q no sabes en que voy a invertir el sueldo del ferrocarril? viva la revolucion y viva la gente como esta que lucha por su pueblo y no por el egoismo capitalista que sol sirve p aumentar la cuenta en el banco.
    Un abrazo
    El pelado - Junta Permanente

    ResponderEliminar

Esperamos sus opiniones...