martes, 2 de marzo de 2010

Emiliano Zapata - El Caudillo del Sur




Emiliano Zapata Salazar nació el 8 de agosto de 1879 en San Miguel Anenecuilco, Morelos. Conocido como el Caudillo del Sur,  de familia campesina, fue uno de los líderes militares más importantes durante la Revolución mexicana, comandó un importante ejército durante la revolución, el Ejército Libertador del Sur.


Zapata sufre junto a su pueblo la dictadura de Porfirio Díaz, caracterizada por la violencia, la miseria, el maltrato y despojo de sus tierras hacia la clase trabajadora, campesina y aborigen.


Plan de Ayala

El plan de Ayala es un manifiesto del movimiento, carta orgánica en la cual declara sus fines y medios para conseguirlos:


Los más importantes institucionalmente son:

¨…Una vez triunfante la revolución que hemos llevado a la vía de la realidad, una Junta de los principales jefes revolucionarios de los distintos Estados, designará un presidente interino de la República, quien convocará elecciones para la nueva formación del Congreso de la Unión y éste, a su vez, convocará a elecciones para la organización de los demás poderes federales…¨


¨… designarán al gobernador provisional del Estado a que correspondan y este elevado funcionario convocará a elecciones para la debida organización de los poderes públicos, con el objeto de evitar consignas forzadas que labren la desdicha de los pueblos…¨


En la efervescencia de la primera década del siglo XX, advierte que el pueblo se lanzó a la revuelta no para conquistar ilusorios derechos políticos que no dan de comer, sino para procurar el pedazo de tierra que ha de proporcionarle alimento y libertad, un hogar dichoso y un porvenir de independencia y engrandecimiento. En el mismo manifiesto señala que el país quiere romper de una vez con la época feudal; que es ya un anacronismo; quiere destruir de un tajo las relaciones de señor a siervo y de capataz a esclavo. Quiere vivir la vida de la civilización, trata de respirar el aire de la libertad económica.


Frases como ¨Tierra y trabajo¨ fueron estandartes del movimiento.


Zapata se planteaba cortar de cuajo con el sistema social, político y económico anterior. Rechazaba a Madero, facción del movimiento revolucionario, que se presentaba como un simple continuador, ejerciendo una que otra reforma..




Se puede identificar al movimiento Zapatista como un abanderado del sector agrario-comunal, pero reducirlo tan solo eso, sería olvidar y esconder la importancia determinante en la unión de los distintos bloques del movimiento revolucionario, que adopta el lema Constitución y Reforma, adhiriendo a Pancho Villa, el incipiente movimiento obrero y grupos de intelectuales.


Zapata aportó a la revolución mexicana los valores de unidad, de prestigio y reconocimiento por igual de todo servidor a la patria que trabaje para ella.



La Derrota

En el año 1914 los constitucionalistas (Sector de la derecha mexicana) representados por Carranza y Obregón, marcha a Veracruz, donde establece su gobierno con la ayuda de la burguesía.


Las fuerzas constitucionalistas ocupan la periferia, con el dominio de los puertos, en tanto que villistas y zapatistas se sitúan en el centro del país y ocupan la capital.



¨Es mejor morir de pie, que vivir toda una vida arrodillado…¨


El héroe revolucionario que había dirigido a los campesinos del sur desde su estado de Morelos se mantenía inflexible en sus reivindicaciones.


Zapata es asesinado en 1919 tras la traición de tropas gubernamentales.




¨La Revolución es un huracán, y el hombre que se entrega a ella no es ya hombre, es la miserable hoja seca arrebatada por el vendaval.¨



Rodrigo Cabrera – Junta Permanente

7 comentarios:

  1. Muy bueno amigo, ojala sigamos con esta etapa teorica de la revolucion preparandonos mucho para la parte practica, sigamos conociendo leyendas revolucionarias que viva la revolucion
    Un abrazo
    El pelado - Junta Permanente

    ResponderEliminar
  2. ¡Viva la revolucion! ajajja.
    Felicitaciones.. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Zapata,Marti, Sandino, El Che,el Padre Mujica,etc. son esencialmente ejemplos de vida, mas allá de su caracter revolucionario. En lo personal me reconcilian con la raza humana, siento que no todo esta perdido, a pesar de tanta porquería que nos rodea.
    Un abrazo
    Juank.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno amigo compañero, la verdad q cada dia me sorprendo ´más a la vez que conozco nuevos personajes importantisimos para la historia del pensamiento latinoamericano.
    un abrazo grande y sigamos laburando asi q vamos por el buen camino.
    ruper - Junta Permanente

    ResponderEliminar
  5. Como te dije gordo, y se los digo a toda la junta permanente: éste es el camino, de a poco, todo suma, ya es mucho más que poco que exista éste blog y amigos como ustedes (que incluyan "esa visión del otro lado de la moneda"). Ah!! che?, no hay una junta permanente de bolsillo?? (sólo para entendidos jaja)
    se los quiere...
    La compañera Guillermina

    ResponderEliminar
  6. Mis Felicitaciones!!!

    y no olvidemos que no hay revolución sin revolucionarios

    Saludos... y hasta la victoria siempre!!!

    Vale Campolongo

    ResponderEliminar
  7. No hay revolución sin revolucionarios

    Felicitaciones!!!

    Mechita Campolongo

    ResponderEliminar

Esperamos sus opiniones...