miércoles, 2 de marzo de 2011

El peso de la Historia


Horace Vernet. Pintura de una barricada en la rue Soufflot (con el Panteón detrás), en París, junio de 1848, un levantamiento obrero, parte de las revoluciones socialistas en toda europa.

"Le mort saisit le vif", esa es la frase que Marx usa en el prólogo Tomo I del capital para describir algo que tiene mucho que ver con el peso de la historia. "Le mort saisit le vif" quiere decir, en ingles "The king is dead, long live the king", la traducción al español es algo como "a rey muerto, rey puesto", dejenme decirles, un refran horrible. Pero en francés suena mejor, mucho mejor, aparte quiere decir algo distinto. La traducción literal sería como "los muertos agarran a los vivos" y en el contexto que para mí se llena de sentido, el peso de la historia, vale mejor de esta última forma.

Es de este modo, que lo que llamamos el peso de la historia, es una intuición presente en el sentido común, pero que esta todo el tiempo peleando con otra, la cual suele tener mas fuerza. Parecería en la vida cotidiana que nuestro devenir esta lleno de libertad. En la vida cotidiana la "Libertad" esta garantizada. "Señores -diriamos a viva voz- pare de girar el mundo, todos somos libres". El sentido común explota, exultante y dice: "es cierto, es cierto, sois libre y sino miralo tú... Todos somos iguales ante la ley, todos tenemos las mismas oportunidades, todos pudimos haber hecho lo correcto pero... elegimos equivocarnos". Bueno amigos, mala noticia... el sentido común nuevamente nos jugo una mala pasada, todo ello no es cierto.

El sentido común esta cargado de estas maneras de pensar, de estos discursos, que son falsos. Son formas de pensar muy poderosas, que calan hondo en el razonamiento cotidiano, son enmarañadas y por lo tanto dificiles de salirse en un razonamiento a "primera impresión". Pero debemos hacer el esfuerzo...

Estas formas de pensar por generalizaciones extravagantes, por simples analagias, todas ellas son los recursos que utiliza el sentido común y del que debemos alejarnos. Es un tema importantisimo, y con lo dicho hasta aca nos basta pues lo nuestro hoy es otra cosa. Seguiremos con el peso de la historia.

"Pesa sobre nosotros (...) no sólo el desarrollo de la producción capitalista, sino su insuficiente desarrollo. Además de las miserias modernas, nos oprime toda una serie de miserias heredadas, procedentes del hecho de seguir vegetando entre nosotros formas de producción antiguas y ya caducas que acarrean un conjunto de relaciones sociales y políticas anacrónicas. No sufrimos sólo a causa de los vivos, sino a causa de los muertos. Le mort saisit le vif!" (Marx, prólogo al Tomo I, 1867)

Las miserias heredadas son "el paisaje de ruinas" sobre el que se construye la historia. Las limitacione actuales son limitaciones del pasado, heredadas y son para nosotros, los contemporaneos, las relgas de juego.

El ser es posibilidad, es posibilidad pura, pero también al ser posibilidad es en la historia. Entonces, al estar limitado, es posibilidad, puede ser o no tal cosa u otra, de otro modo, al no tener ninguna limitación sería, pura existencia.

¡viva la historia! ¡viva el ser! De lo contrario estariamos todos muertos.

Saludos,
elmellinico

4 comentarios:

  1. Muy buenas las reflexiones del post,
    quisiera agregar que no es casualidad que sea el sentido común el que diga: "pare de girar el mundo, somos todos libres". Si bien es cierto que el sentido común es la forma de pensar que nos sirve para orientarnos en la vida cotidiana, también es cierto que el sentido común es la expresión del discurso hegemónico en una sociedad, que borra su lugar de discurso desde el poder, naturalizandose en las conciencias de cada uno.
    No es casual tampoco, que haya sido en el momento de mayor afianzamiento del capitalismo (después de 1989) cuando cierto japonés se animó a proclamar que la historia se había terminado "...que pare de girar el mundo..." Quienes le temen a la historia, y quisieran terminar con ella, no lo hacen por los condicionamientos que el pasado nos impone, sino por la realidad de las posibilidades que esos mismos condicionamietos abren.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. El otro dia lo escuche a Duhalde decir que "se viene un tsunami". No entendí bien a que se refiere, pero me dió miedo. :(

    ResponderEliminar
  3. Gracias por lo comentarios!! Espero leerlos pronto a ambos dos!. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La lucha contra el sentido común puede ser la mas dura y compleja.
    El sentido comun es la asociacion primaria que permite al sujeto ¨fundirse¨ o ¨curarse¨ del mundo que lo rodea, ya sea del plexo de utiles a la mano que transitan en su eyectada vida, o de los demás seres humanos que lo hacen, en última instancia, un ser social EN EL MUNDO.
    Surge desde la experiencia personal, sin una vision global.
    (El que se quema con leche, ve una vaca y llora)
    Pobre vaca!!
    Éste ataca a la pulsión... es ¨sensacionalista¨ más que ¨racionalista¨.
    La mirada critica permite tener un todo complejo, alejado de la experiencia personal, y analizando las partes de la totalidad para llegar a un producto superador e incluyente.

    De ahí, que podríamos dudar de las intenciones de la vaca, del dominio de la mano que calento el jarro con leche, y hasta de algún médico curador de manos quemadas.

    ResponderEliminar

Esperamos sus opiniones...