viernes, 21 de mayo de 2010

Bernardo de Monteagudo: La revolucion Latinoamericana

"Los que sirven a la patria deben contarse felices si antes de elevarles altares no les levantan caldasos."

Queridos amigos, luego de la primera entrega donde analizamos la Revolución de Mayo, las cuatro siguientes nos adentraremos en los Fundadores del Pensamiento Bicentenario.
 En esta entrega conoceremos a uno de los mas ricos heroes e intelectuales Latinoamericanos que participaron en los levantamientos de hace doscientos años, Bernardo de Monteagudo
Se ordenara la exposición de la siguiente manera. En una primera parte descubriremos quien fue Bernardo de Monteagudo, parte de su vida, su devenir político y su relación con los hechos de Mayo en el Rio de la Plata. Luego ahondaremos en su pensamiento, con el objetivo que siempre buscamos en estos fundadores que es que ellos muestren lo que son por ellos mismos y hacerlos hablar, al leerlos.

Bernardo de Monteagudo nació en Tucumán el 20 de agosto de 1789. Estudió en Córdoba y luego, como Mariano Moreno y Juan José Castelli, en la Universidad de Chuquisaca (actual Bolivia) donde, en Junio de 1808, se graduó como Abogado. Fue hombre de confianza de Castelli, los libertadores José de San Martín, Bernardo O'Higgins y Simón Bolivar y se ubicó en el ala más radicalizada de las revoluciones independentistas de hispanoamericana.

Tuvo una formación conservadora y monárquica, propia de una Universidad de colonia española , pero vertiginosamente, al calor de los acontecimientos europeos que precipitaran las decisiones en América, sus lecturas, acciones e ideas se fueron radicalizando. En los pasillos de Chuquisca fue que conoció el pensamiento de Voltaire y J. J. Rousseau, quien fueron los fundadores del pensamiento político liberal que inspiro desde los revolucionarios franceses de 1789 a los patriotas latinoamiericanos y los de Mayo.

Monteagudo dirá después: "La soberanía reside solo en el pueblo y la autoridad en las leyes, cuyo primer vasallo es el principe." (...) "no lo dudemos, mientras el pueblo sostenga sus derechos, los tiranos harán vanas tentativas, y donde crean elevar su trono no haran mas que encontrar su sepulcro." Apertura sociedad patriótica, 1812.

El 25 de mayo de 1809, como diría Monteagudo después "se presento en el teatro de las venganzas en el intrépido pueblo de la plata". Él fue uno de los promotores de la rebelión de Chuquisaca -un levantamiento patriótico en la ciudad universitaria Boliviana similar a los acontecimientos de Mayo en el Rio de la Plata- en contra de los abusos de la administración Virreinal y a favor de un gobierno propio tomaron con oportunismo la invasión francesa a España.
El levantamiento de Chuquisaca  será posteriormente un catalizador para las Revoluciones independentistas en toda America Latina. Y es aquí que con apenas diecinueve años de edad, Monteagudo será el redactor de la proclama independentista, con al tesis de lo que luego se conoce como "Silogismo de Chuquisaca":

"¿Debe seguirse la suerte de España o resistir en America? Las indias son un dominio personal del Rey de españa, el rey esta impedido de reinar; luego las indias deben gobernarse a si mismas"

En la proclama dice: "Hasta aquí hemos tolerado esta especie de destierro en el seno mismo de nuestra patria (...) Hemos visto por mas de tres siglos inmolada nuestra primitiva libertad al despotismo y tiranía de un usurpador injusto."

Luego, el virrey Cisneros ordenó una violenta represión, y Monteagudo va a para preso a la cárcel de la corte de Chiquisaca. Consigue fugarse a fines de 1810 y parte a Potosí y a unirse a las filas del Ejército del Norte que, al mando de Juan José Castelli, había tomado esa estratégica ciudad.

Monteagudo estrechó lazos con Castelli, quien integraba el ala revolucionario de la primera junta del Rio de la Plata, liderada por Mariano Moreno y enfrentada a la corriente conservadora liderada por el presidente de la Primera Junta, Cornelio Saavedra. Monteagudo apoyó irrestrictamente las medidas revolucionarias adoptadas por Castelli en el Alto Perú, decretadas por el secretario de la Junta Mariano Moreno como fueron la abolición de los tributos a los indígenas (la Mita), eliminación de la Inquisición, la supresión de los títulos de nobleza y los instrumentos de tortura, así como la trascendental decisión de fusilamiento a los españoles responsables de la anteriormente mencionada represión de Chuqisaca y la Paz.

Al poco tiempo realiza un balance de  la Primera Junta:


"Instalada en la capital de los pueblos libres la primera junta de gobierno, empezó nuestra revolución a hacer tan rápidos progresos, que el que se detenía a observar su estado a los 6 meses, padecía de la agradable e involuntaria ilusión de dudar, que aquella fuese obra de sus coetáneos. (...) emprende dos expediciones al occidente y al norte sin mas objeto que llevar por todas partes el estandarte de la libertad. Sus armas triunfan de la tiranía, los pueblos proclaman su adhesión y el eco del patriotismo resuena por todas partes.(...) Que concepto entre nuestros enemigos que comenzaban a tributarnos el homenaje del temor". Causa de las causas, 1811

Monteagudo llegó a Buenos Aires en 1811, luego de la sospechosa muerte de Moreno y del desplazamiento, por los conservadores saavedristas, del gobierno al ala radical de la Revolución de Mayo. Allí fue el director de la Gaceta de Buenos Aires, y luego fundó el periódico Martir o Libre, donde publicaría muchos de sus Escritos políticos.

Al hablar sobre el copamiento Saavedrista a la Junta: " (...) y emprende para llevar adelante sus proyectos de ambición la incorporación de los Diputados de las provincias a la Junta gubernativa. Él no dudaba que entre estos encontraría facciosos capaces de prostituir su misión, y no se engaño en su calculo." - Causa de las causas, 1811.

Monteagudo fue nombrado por Rivadavia como fiscal del proceso sumario a españoles  antiamericanistas acusados de conspiracion. El juicio terminó con el ahorcamiento en la Plaza de Mayo de 41 acusados, incluido Martin de Álzaga, un español rico e influyente, traficante de esclavos y mercacias en épocas del monopolio español.

En 1812 lograría reflotar la Sociedad Patriótica y con los que habían sido sus miembros se unió a la Logia Lautaro, fundada por Jose de San Martín y Alvear. Apoyó la revolución de Octubre de 1812, que depuso al Primer Triunvirato y colocó en su lugar al Segundo Triunvirato, dominado por la Logia.

Su producción intelectual es muy voluminosa y de una prosa muy interesante. Al hablar de los hechos de Chuquisaca "Pero la experiencia sorprendió a la razón, el tiempo obedeció al destino, dio un grito la naturaleza y se despertaron los que hacían en las tinieblas el ensayo de la muerte"  - Ensayo sobre la revolución de 1809.

Sobre los hechos del río de la plata: "(luego de la derrota de la paz y Chuquisaca) el indio había vuelto a vestir su antiguo luto, la libertad sollozaba en las tinieblas (...) todo había muerto para la esperanza, y nada existía sino para el dolor, cuando el pueblo de Buenos Aires, declara la guerra al despotismo y enarbola el 25 de Mayo de 1810 el terrible pabellón de la venganza (...) el pueblo reasume su poder, se unen las bayonetas para liberar a los oprimidos" - Ensayo sobre la revolución de 1809.

Sobre los derechos deberes del pueblo: " Porque a la transgresión de sus deberes es consiguiente el olvido de sus derechos, y al que se defrauda lo que se debe a su propio le es indiferente el ser defraudado por otro."

Integró la Asamblea del Año XIII como representante de Mendoza, y fue uno de los impulsores de medidas de tipo constituyente (para lo que había sido convocada la asamblea y no logra), como la adopción de símbolos nacionales, la abolición de la Mita y la servidumbre indígena, la libertad de vientres y la supresión de los títulos de nobleza y los instrumentos de tortura, medidas tomadas por Castelli en Potosí, muchos años antes.

Monteagudo participa activamente junto a San Martín en las campañas libertadoras de Chile y Perú. En 1818 redacta el acta de la independencia firmada por O'Higgins.

San Martín le pasa la posta de la liberación latinoamericana a Bolívar en la mítica reunión de Guayaquil, Monteagudo entonces debe abandonar lima y va a establecerse a Quito.

Bernardo de Monteagudo murió asesinado a de puñaladas en la calles de Lima el 28 de Enero de 1825 cuando iba a visitar a su amante, a los tan solo 35 años de edad. Al rededor de su muerte hay muchas hipótesis, motivaciones pasionales del esposo despechado de un amante hasta el mismo Bolívar. Pero claro esta, que la presencia de Monteagudo en la escena Latinoamericana era incomoda para muchos. El último tramo de su vida lo encontró trabajando junto a Simón Bolívar para el congreso a celebrarse en Panamá para al fin concretar la ansiada unidad Lationamericana, entonces aquí quizá deba buscarse el motivo de su trágico asesinato.

Saludos,
elmellinico.

5 comentarios:

  1. « Hasta aquí hemos tolerado esta especie de destierro en el seno mismo de nuestra patria, hemos visto con indiferencia por mas de tres siglos inmolada nuestra primitiva libertad al despotismo y tiranía de un usurpador injusto que degradandonos de la especie humana nos ha perpetuado por salvajes y mirados como esclavos.Hemos guardado un silencio análogo a la estupidez que se atribuye por el inculto español, sufriendo con tranquilidad que el merito de los americanos haya sido siempre un presagio cierto de su humillación y ruina.»
    Bernardo de Monteagudo

    Cuánta actualidad, no? En lugar de español decimos yankie y ya está!!!!Bueno, vamos ahora adelante por la Unidad Latinoamericana y apoyando al gobierno Nacional y Popular!!!!Nestor Kirchner presidente 2011!!!!! (Odio a los Blancos jajajajaja)
    Ana Costantini

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si gracias a nestor y cristinita estamos como estamos.

      Eliminar
  2. SIGO AGRADECIENDO ESTAS ENTREGAS, SON GENIALES, LO DICHO, MONTEAGUDO PARA MI, ERA SOLO UNA CALLE,QUE LE PERTENECIO A ALGUIEN PERO QUE INEVITABLEMENTE ENTRABA EN EL OLVIDO, INVOLUNTARIAMENTE...
    HOY PUEDO CONOCER ESTA VIDA, BREVÍSIMA! 35 AÑOS, POR DIOS, PERO TAN INTENSA, QUE DE PENSARLO PARECIERA IMPOSIBLE, CUÁNTO ESPÍRITU, CUANTA VALENTÍA, CUÁNTA DECISIÓN Y CONVICCIÓN... NO DUDO DE QUE LO TRAGICO DE SU FIN SEA UNA COMBINACIÓN DE AMBAS COSAS, UN AMANTE DESPECHADO, QUE A LA POSTRE SIRVIO COMO EXCUSA (VAYA A SABER DE QUIEN) PARA SACAR DEL MEDIO AL JOVEN LIBERTARIO...
    SEGURAMENTE DEMASIADO JOVEN PARA ALGUNOS , COMO PARA VENIR CON IDEAS QUE EMPEZABAN A CHOCAR CON INTERESES QUE NADA TENDRÍAN QUE VER CON LA LIBERTAD Y LA IGUALDAD DE LOS HOMBRES, SU PÍCARDIA EN AMORES, FUE LA COARTADA PERFECTA PARA SACARLO DE ESCENA, SIN SOSPECHAS...HABÍA DADO SUFICIENTES MOTIVOS EL MOZO...
    ME PUEDEN RECOMENDAR TEXTOS BREVES SOBRE VIDA Y PENSAMIENTO DE MONTEAGUDO? GRACIAS!

    ResponderEliminar
  3. Coincido totalmente con el comentario Monica, a los intereses inconfesables siempre se sirven de caulquier excusa con tal de que las verdaderas razones queden veladas, por la naturaleza impopular de los objetivos de esos intereses.

    Hay un recopilación de escritos politicos de Monteagudo, muy recomendable, que edito Pigna para el Bicentenario.

    saludos.

    ResponderEliminar
  4. Arrancamos los pensadores

    Felicitaciones Compañero

    Vale =)

    ResponderEliminar

Esperamos sus opiniones...