martes, 25 de mayo de 2010

Mariano Moreno: Las ideas de la revolución

"... La Providencia que desde lo alto examina la justicia de nuestra causa, la protegerá, sin duda, permitiendo que de los desastres saquemos lecciones las más importantes.."


Mariano Moreno nació en Buenos Aires el 23 de septiembre de 1778 en una familia humilde de catorce hijos. Su padre, Manuel Moreno Argumosa, era funcionario de la tesorería de las cajas Rurales. Su madre, Ana María Valle, era una de las pocas mujeres que sabia leer y escribir en la colonia; y fue con ella con quien aprendió a sus primeras letras.


Pese a ser esta una familia de escasos recursos económicos, su padre obtiene el dinero para que Mariano pueda estudiar en la Universidad de San francisco Javier de Chuquisaca; y se traslada allí justo a su familia en el año 1800.
En la Universidad conoce al canónigo Mariano Terrazas, quien lo nombra su secretario privado, por lo que es autorizado a utilizar su biblioteca personal.
En estos estantes es donde se a encuentra con los pensadores de la Revolución Francesa, conoce así a muchos autores que la inquisición española había prohibido y aprende el idioma de la Revolución en los textos de Voltaire, Montesquieu y Rousseau.
 El pensamiento de Moreno y los fundamentos su construcción política se derivan directamente de estos pensadores. El cree fervientemente que las Ideas pueden hacer una Revolución y que unas pocas personas altamente formados pueden llevarla a cabo apoyándose en la Voluntad General de los pueblos.
Quien mas lo marca es Juan Jacobo Rousseau. Moreno traduce del francés su obra mas importante El Contrato Social y escribe en el prologo:

"... Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos, sin destruir la tiranía..."

Moreno participa en los levantamientos de Chuquisaca defendiendo legalmente Indios esclavizados; y por ello en 1805 perseguido politicamente debe regresar a Buenos Aires junto con su familia.
Instalado en su tierra natal comienza a ejercer su profesión de abogado y es nombrado relator de la audiencia y asesor del Cabildo de Buenos Aires.

Hasta el 25 de mayo de 1810 se conocen solo dos acontecimientos públicos de Mariano Moreno. Uno es su participación en levantamiento en contra del Virrey Cisneros llamado La Asonada de Álzaga en Enero de 1809 y un escrito de septiembre del mismo año, La representación de los hacendados.
En ambos se ponía en discusión los problemas económicos que se vivían en la colonia. La representación de los Hacendados, era un documento de carácter económico en el cual se pronuncia a favor de la libertad de comercio, lo que significaba la introducción de mercancías extranjeras, principalmente inglesas, al Rio de la Plata.
Este documento es de trascendental importancia debido a que agrupo tras una causa única a quienes luchaban por la emancipación de España.
La redacción de este documento acerca a Moreno a sectores con pretensiones Revolucionarias que venían formándose en la colonia desde las invasiones inglesas.

A poco menos de un año de la publicación de este documento tiene lugar La Semana de Mayo, sin embrago Mariano Moreno no esta presente en la gesta de estos acontecimientos, sino hasta el mismo 25 de mayo que asume la Secretaria de Guerra y Gobierno de la Primera Junta, cargo que lo sorprendió.
Su vida es definitivamente otra a partir de ese nombramiento debido al carácter contundente y enérgico con que define su acción política. Escribe:

“Sosiego que hé disfrutado en medio de mi familia y de mis libros… pero nada de esto es capaz de embarazarme un punto, si es cierto que la voluntad general me llama a tomar una parte en la dirección de su causa. Si mi persona es necesaria, yo no puedo negar a mi Patria el sacrificio de mi tranquilidad individual, de mis tareas, de mi fortuna, aun de mi vida.”

Moreno es claramente un hombre de letras pero con un amplio compromiso con la acción política de la Revolución, es por esto que en Julio de 1810 la Junta de Gobierno le encarga la redacción del "Plan de Operaciones" para unificar criterios y estrategias a seguir en la Revolución y en la conformación del Estado Nacional.
El objetivo principal que se busca con la redacción de este plan es que la corriente liderada por el Presidente Cornelio Saavedra, quien representaba altamente conservadores, avale las metodologías de la corriente liderada por Mariano Moreno, que encarnaba a los sectores que pretendían un cambio mas que administrativo, entre los que estaban Belgrano, Castelli y Monteagudo.

Moreno presenta este documento en Agosto de 1810 y le aclara a su auditorio que:

"No deben escandalizarse por el sentido de mis voces, de cortar cabezas, verter sangre y sacrificar a toda costa. Para conseguir el ideal revolucionario hace falta recurrir a medios muy radicales”


En el documento propone promover una insurrección en la banda Oriental y el sur de Brasil, seguir fingiendo lealtad a Fernando VII para ganar tiempo, y garantizar neutralidad o el apoyo de Inglaterra o Portugal, expropiar las riquezas de los españoles y destinar los fondos a crear ingenios y fabricas, y fortalecer la navegación. Recomendaba seguir la conducta más cruel y sanguinaria con los enemigos para lograr el objetivo final: La Independencia absoluta.

Saavedra, conciliador y moderado con las ex autoridades coloniales, logro en poco tiempo imponerse sobre Moreno. Para quitarlo de la escena politica lo envió a Inglaterra con una misión diplomatica relacionada a la compra de armamento.

En este viaje Mariano Moreno seria envenenado y arrojado al océano cubierto por una bandera inglesa.
No alcanzaba con el destierro, era necesario que Moreno muriese para que con el se concrete el triunfo del ala mas conservadora de la Junta de Gobierno. Lejos de ser una exposición pública del poder de los saavedristas, aquellos días festejaron en las calles la muerte política de Mariano Moreno, sin saber que con ella sellaban el fin de la Revolución.

Saludos,
Ezequiel Parrilla
Junta Permanente

5 comentarios:

  1. bravo compañeros!! quedo muy lindo todo :D
    lo q mas contento me puso es sentir q estamos en sincronia con todo...q por cierto no es un detalle menor!
    nos estamos viendo
    un abrazo grande

    Ruper - Junta Permanente

    ResponderEliminar
  2. Hay hombres de bien (si cabe en los ambiciosos el serlo) que detestan verdaderamente todas las ideas de los gobiernos monárquicos, cuyo carácter se les hace terrible, y que quisieran, sin derramamiento de sangre, sancionar las verdaderas libertades de la patria; no profesan los principios abominables de los turbulentos, pero como tienen talento, algunas virtudes políticas, y buen crédito, son otro tanto más de temer; y a éstos sin agraviarles (porque algún día serán útiles) debe separárseles; porque, unos por medrar, otros por mantenerse, cuáles por inclinación a las tramas, cuáles por la ambición de los honores, y el menor número por el deseo de la gloria, o para hablar con más propiedad, por la vanidad de la nombradía, no son propios por su carácter para realizar la grande obra de la libertad americana, en los primeros pasos de su infancia.
    De El Plan de operaciones de Mariano Moreno.
    Increíble la actualidad del texto, imprescindible su lectura!!!!
    Familia Camporita

    ResponderEliminar
  3. Faltó que fue periodista, de hecho el día del periodista es el 7 de junio. Ese día de 1810 Mariano Moreno fundó la "Gazeta de Buenos Ayres"

    ResponderEliminar
  4. Moreno fué uno de los pensadores de la Revolución?

    ResponderEliminar

Esperamos sus opiniones...